Día de la Libertad de Prensa

Estaba ayer, tal vez, compartiendo los últimos momentos de la vida de mi madre en su lecho de moribunda y, me llegó en ese instante, un tuit del Excmo. Sr. Embajador de Italia en Argentina, D. Giuseppe Manzo, quien me recordaba lo importante del día de hoy.

Pues bien, hoy se celebra el Día de la Liberta de Prensa. ¡Y pensar que hubo y existen aún, escritores, autores, ideólogos, pensadores, filósofos,  dramaturgos, todos o varios de ellos, presos, encarcelados, perseguidos, sólo, por pensar. ¡Nada más que eso! Por pensar y tal vez, ¡pensar diferente al resto!

Ese es el problema. Tal vez, al sistema, no le importe que el sujeto o ciudadano, piense, al fin y al cabo, inmanente actividad o innegable a su condición humana pero, que piense en sentido o dirección adversa o contraria a lo establecido,  ¡eso es muy molesto para el orden establecido!

Los dejo con una cita de la vida y obra del Padre del Periodismo Argentino y Universal, Mariano Moreno. Con ella me despido hasta un nuevo encuentro:

¡Gracias!

Mariano Moreno:

“… Unas de sus más destacadas acciones estuvieron relacionadas con el fomento a la difusión de las ideas de la Ilustración. Participó activamente de la creación de la biblioteca pública, del desarrollo educativo y fundó, el 7 de junio, el órgano oficial del gobierno revolucionario: la Gazeta de Buenos Aires. Entre sus escritos, figuraba la traducción de El Contrato Social, de su admirado Rousseau, pero también un plan de operaciones destinado a unificar los propósitos y estrategias de la revolución.

Moreno encarnaba el ideario de los sectores que propiciaban algo más que un cambio administrativo y, por ello mismo, se ganó la enemistad de muchos. El deán Funes, el mismísimo Saavedra, entre otros, entrevieron el peligro que encarnaba para sus proyectos conservadores. Pronto forzaron su renuncia a sus cargos en Buenos Aires y lo enviaron como representante del gobierno a Londres, rumbo al que partió el 24 de enero de 1811. Poco tiempo después, el 4 de marzo, encontraba en altamar su misteriosa muerte. Dos años después, el médico Juan Madera aseguraba haber oído al padre Azcurra dar gracias a Dios por la separación de Moreno y advirtiendo: “Ya está embarcado y va a morir”.

Recordando la fecha del fallecimiento de uno de los máximos revolucionarios de 1810, traemos algunas de sus ideas respecto a la libertad de prensa, publicadas en la Gazeta de Buenos Aires, el 21 de junio de 1810.

Fuente: Mariano Moreno, “Sobre la libertad de escribir”, en Mariano Moreno, Escritos políticos y económicos, (Norberto Piñero Comp.), Buenos Aires, La Cultura Argentina, 1915.”

“Seamos, una vez, menos partidarios de nuestras envejecidas opiniones; tengamos menos amor propio; dése acceso a la verdad y a la introducción de las luces y de la ilustración; no se reprima la inocente libertad de pensar en asuntos del interés universal; no creamos que con ella se atacará jamás impunemente el mérito y la virtud, porque hablando por el mismo en su favor y teniendo siempre por árbitro imparcial al pueblo, se reducirán al polvo los escritos de los que indignamente osasen atacarles. La verdad, como la virtud, tienen en sí mismas su más incontestable apología; a fuerza de discutirlas y ventilarlas aparecen en todo su esplendor y brillo; si se oponen restricciones al discurso, vegetará el espíritu como la materia; el error, la mentira, la preocupación, el fanatismo y el embrutecimiento harán la divisa de los pueblos, y causarán para siempre su abatimiento, su ruina y su miseria.”

Mariano Moreno

 www.elhistoriador.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *