Día de la Independencia: ¡9 de julio de 2018! (IAD)

I.- Introducción:

Debemos especificar que, el hombre, por decisión de Su Creador, sea este cual fuere, nace libre. En tal el caso que, en ninguna de las Creencias o Religiones del mundo, se ha escrito que el hombre nace esclavo sino, de sus errores y pecados pero no de su condición de ser humano.

Esta es la Catedral de Milano, una de las tantas de la Fe Católica y una de las tantas casas donde se siente la presencia de Algo Superior. Existen también manifestaciones arquitectónicas del Judaísmo, Budismo, Islám, etc y no seremos redundantes pero El Creador, nos hizo libres y ahora, podemos pasar -dicho esto-, a otros grados de libertad o independencia.

II.- La Familia y sus hijos:

Este es el nido donde se crían todas las virtudes y defectos en la faz de la congregación social primera y última del mundo: La Familia. En la familia se aprende a ser libre y por lo tanto, responsable. Quien no ejerce responsabilidades dentro de su  núcleo familiar, no aprende a ser libre y nunca lo será en grupos mayores.

Así como se ha dicho que, La Familia es la Primera Escuela, es también el  primer contacto con el mundo de La Independencia y La Libertad pues, se nos permite vivir, luego de nacer y, elegir a gusto  y piacere hasta un juguete para divertimento.

Nos permiten elegir un deporte, nos dejan elegir un amigo para entretenernos en video-juego o, como era en mis épocas, una plaza de barrio.

La Familia, siempre La Familia, mediando y enseñando a ejercer La Libertad y La Independencia.

III.- La conciencia:

¿Han notado que en  nuestro  logo (foto), existe una cabecita con sombras de una o dos más y representa la mente humana? Pues bien, hemos querido decir que eso es la base de la razón y de la consciencia. Es ahí, donde se desarrolla La Libertad y La Independencia. En la conciencia de cada uno de nosotros que es la libertad individual y en los conglomerados de pensamientos afines, que es la conciencia social y colectiva.

Depende de nosotros, depende de ustedes, depende de cada ser humano que habita este planeta, tanto para sus propios fines como para lo que implica en y con el resto de sus congéneres. No sólo eso, implica también, La Libertad a partir de la toma de conciencia, en la responsabilidad del planeta, su flora, su fauna y su suelo.

IV.- La República:

Escribió Platón, entre los años 427 y 347 antes de Cristo , este manuscrito que originó el comienzo de una nueva civilización en el globo terráqueo: La República. Tres poderes y tres fuerzas indisolubles pero que nunca se tocan y nunca se constituyen en fuentes de mácula para los otros. Es el mayor escrito de este genio que, dio el paso para que el pensamiento del hombre, se convirtiera en lo que ya se comenzaba a vislumbrar como, “Filosofía”

V.- La Declaración de la Independencia:

Es dable esperar que, si como lo anticipamos en Intelectum Live Screening (ILS), en el día de  hoy, el hombre nace libre en Argentina desde la Asamblea del año ´13 (1813), no es menos esperable que en el ´16 tuviera en sus manos la Carta de la Independencia.

Viajaron por semanas, los representantes de todas las provincias o regiones de  la Argentina y se presentaron con alta civilidad a lo  que todos querían y nadie cuestionaba por entonces. Todos ambicionaban una nación libre, grande y generosa y hasta figuras como Belgrano, fueron osados en sus pensamientos de vanguardia, progresistas y ecuménicos.

Esta Declaración de la Independencia, no sólo dio lugar a la formación de una Nación como tal sino que además, impulsó la ilustración, acompañó el movimiento global de la emancipación y liberación de pueblos de muchas latitudes pues, nos separan de Estados Unidos apenas, unos 20 años y otros 17 de la Revolución Francesa y así, el mundo fue saliendo de las sombras del Despotismo y la Monarquía, para entrar en el  mundo de la luz de las leyes, La Democracia, el Estado de Derecho y La República.

VI.- Conclusiones:

¿Soy o somos libres en realidad? Bien, cuando he dudado de esto, luego de pasar hasta 13 años en un mismo lugar, en una misma vivienda, en un mismo territorio nacional argentino sin saber por qué no había solución a mi estado de aparente pérdida de La Libertad (¡bien supremo!), como si hubiese sido iluminado por  aquel que yo llamo, El Altísimo, me dejó escuchar en las voces de mi mente, esto: “Te he dado la palabra: ¡habla o escribe y serás libre”!

¡Buenos días! ¡Hoy, celebramos el Día de la Independencia!

Intelectum Audio digital (IAD):

https://www.dropbox.com/s/9wl7ra5d2hivlwu/AUD-20180708-WA0014.m4a?dl=0

Juan C. Mangione

Director

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *