¡Contigo Maggiorano, contigo!

Prendió su Computronic 2050 y quiso escuchar a Gato Barbieri en Blue Gala y este, ya estaba sonando.

Movieron Blancas, Peón 3 Dama y él movió Negras, Peón 3 Dama. Obviamente, se planteaba una situación de Defensa Siciliana.

Sintió olor a patas y se sacó un botín.

Así quedaba a mano y resarcido de todo daño olfativo y moral.

¡Era justo!

Olió a vapores de ginebra por los sensores de su equipo SuperMini pero  SuperPower y se sirvió la suya.

Vio el rostro de una mujer en la pantalla y, al buscarla, ya figuraba en sus registros desde 1930.

Al inclinar la pantalla, casi se cae al piso al resbalar de su asiento de dibujante de 65 años de antigüedad, heredado de su padre.

Habló con su voz inconfundible y con esa garganta -catalogada como la de un homosexual-, con un amigo y colega docente y le tembló el alma de cordialidad.

Tuvo un llamado de la Constelación Lupus y respondió en el Idioma Universal pero no le entendieron y entonces se dijo,: “-¡Mejor, contesto como es natural!”

Grito y aulló largamente, “-¡Owl!”, y su pantalla de plasma, se puso blanca de nevisca y hielo polar.

Miró en los ojos de un León Alfa en AfricaOnLine y este le sugirió: “-¡Los dos para los dos!”

De repente, dio un medio giro en su sillón que miraba al Oeste en la casa de su madre en Mendoza, Argentina y el que que tanto placer le transmitía; finalmente, despertó  y se dijo:

“-¿Con quién hablo?” “-¿Con quién juego ajedrez?” y también “-¿Contra quién me mido?”

Desde el fondo de uno de los llamados Agujeros Negros, una voz se interpuso en su camino de sospechas como siempre tuvo -hasta de una sombra-, y dicha voz, le habló desde los Cataclismos de la Consciencia del Hombre, y desde los aciertos y errores de la Condición Humana y como para sacarlo definitivamente de toda duda trascendental acerca de quién era su rival y contra quién se encontraba cara a cara y frente a frente, así le le dijo:

“- ¡Hablas, te miras, te mides, te enfrentas y te desmoronas o te coronas , contra ti mismo o bien,  ¡contigo, Maggiorano, sólo contigo!

 

Juan C. Mangione

25 de agosto de 2018, 22:14´

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *