¿Te quedas conmigo?

¿¡Qué mejor que alguien que nos elija y nosotros elijamos, recíprocamente!?

Pero digo, de igual a igual, de uno al otro y ¡del otro u otra, hacia uno!

De otro modo, ¡no sirve!

Escuchen y vean este ejemplo de reciprocidad musical y entenderán mi mensaje

Gracias!

Conmigo?

Juan Mangine

Director

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *