¡Adiós, Sra. Palanca, Buen Día Sr. Sol!

I.- Introducción:

La humanidad como un todo y, sin distinción de rasgos tecnológicos, se encuentra ante un cambio trascendental en materia de avances científicos e innovadores para no volver nunca más atrás.

Hemos iniciado la vida del hombre, auxiliada por las herramientas y la ciencia, yendo desde lo más visible y rígido como las piedras, luego los metales (lo que es lo mismo) y ahora, hemos llegado a lo más sutil: los electrones y sus subpartículas. De esto nos ocupamos en esta breve investigación o ensayo que hoy les ofrecemos.

II.- Los comienzos con la Mecánica y  hace ya milenios:

Dijo Sócrates: ” Dame un punto de apoyo y moveré al mundo..!”

Esto es correctísimo y si no, vean el diagrama superior en el que consta una superficie plana y un Punto de Apoyo inferior y luego, una Potencia aplicada y la Resistencia a vencer. Pues bien, gracias a ese Punto de Apoyo, se justifica toda la “ciencia” de la Palanca, benefactora de la humanidad millones de años y aún lo sigue siendo.

¿Qué es y ha sido la Palanca en nuestra historia sobre la faz de la tierra? Nada más y nada menos que la Representante de un Capítulo de la Física Clásica que es el de la Mecánica. Así es, cuando asistimos a una clase de física inicial, lo primero que aprendemos es el estudio de la Palanca y sus tipos. Pues bien, basándose simplemente en ella, el hombre, ha logrado beneficios insospechados como hasta transformar fuerzas en movimiento y sino, vean ustedes cómo se llega a la máquina de vapor, otro portento del ingenio humano.

III.- El vapor como fuente de energía y la Palanca en sus aplicaciones: Sigue la Mecánica, fuerte y presente en nuestras vidas.

En primer lugar, debe entenderse que, para lograr movimiento fuera de la tracción a sangre -cada vez más controvertido en Argentina y otros países del mundo-, gracias al Sr. Watt, se llegó a la Máquina de Vapor. Gran invento y vemos un ejemplo en diagrama de tal genialidad:

Cabe aclarar, en simples términos que, gracias a una caldera, se producía fuego. dichas llamaradas, calentaban agua y esa agua, obviamente, se convertía en vapor. El vapor, a través de un sistema de válvulas, daba escape hacia un pistón que movía una “Palanca” y esa misma pieza, hacia las veces de conversión de un movimiento rectilíneo a otro circular y hacía girar la rueda! ¿Lo ven? ¡Una genialidad!

Pero, ¿qué ocurre todavía? Que seguimos en la Era de la Mecánica y por  muchos años más. Ya lo iremos viendo en el desarrollo de esta nota de “Intelectum Investiga, Casos & Cosas”.

IV.- Y… ¿qué nos dicen de la Revolución de los Combustibles Fósiles?

Eso fue pero, decimos “fue”, otro acierto de la humanidad pues, vivíamos en penumbras y a tracción a sangre. Los combustibles fósiles, no sólo trajeron riquezas sino que llegó nada menos que el automóvil y con él, tantas invenciones como se puedan imaginar. ¿Les gustaría recordar una imagen de los primeros automóviles de la historia? ¡Bien, veamos!

Es digno de resaltar estos conceptos que nos han llevado un cierto tiempo de observación:

1º.- Más bien, se parecía a un carro tirado a caballos que a un vehículo  a combustible.

2º.- No se habían desarrollado los neumáticos que conocemos en el presente.

3º.- No existía el concepto actual de “confort”.

4º.- Tenían muy escasa autonomía y altos consumos.

5º.- Los combustibles eran muy “pesados” pues, se elaboraban con menos refinación.

Estos, se cuentan entre otros aspectos del pasado. Lo que no podemos dejar de remarcar es que, la Era de la Mecánica, como rama de la Ingeniería y de la Física,  encontró su esplendor en la Era del Automóvil movido a Combustibles Fósiles.

V.- ¡Y se armó la Verdadera Revolución!

Así fue y sólo esto llegó a la humanidad cuando se descubrió la Electricidad y de allí en más, se tomó consciencia que existía una partícula muy pequeña llamada “electrón”. El electrón es una partícula diminuta que circunda el átomo, constituyente este de la materia y se suponen modelos físicos y matemáticos acerca de su constitución real, aunque los microscopios “electrónicos” -valga la redundancia-, han dado muestras de sus “instantáneas fotográficas”.

Tal vez, para la mentalidad de la época, no fue tan prominente el hecho de haber “redescubierto el Electrón”, del que se conocían algunos efectos por frotamiento desde la antigüedad sino, su aprovechamiento en las llamadas  Corrientes Eléctricas Continua y Alterna para producir lo que se conoce como La Mentada Revolución Industrial.

¿Qué trajo aparejado la Mentada Revolución? Pues bien antes que nada, la desocupación masiva de la mano de obra de la industria textil global (término que no existía) y la masificación de la “industrialización y maquinización de las tareas, a punto de la casi automatización de la producción”, concepto que está llegando ahora con la Internet de las Cosas o en inglés, IoT (Internet of Things).

Veamos unas imágenes:

Habíamos llegado, por fin, a un cambio generacional pero no definitivo. Se había inaugurado un ligero cambio de paradigma pero no inquebrantable como el que asistimos en el presente.

En el que se visualiza aquí, Mecánica y Electricidad, convivían en simbiótica relación, haciendo uso de las materias primas de la naturaleza y al servicio de las necesidades del hombre pero siempre, juntas y no en un cambio de sintonías, en Conceptos de Conciencia Planetaria.

VI.- ¡Y se hizo la Luz!

¿Pensaron que habíamos olvidado la luz eléctrica? ¡De ninguna manera! Dicen que fue pero no fue, pero tal vez sí, o no pero, ya no es importante… Edison o Tesla pero la ciencia, no busca nombres: ¡se abre caminos!

La luz llegó y se hizo presente hasta en los rincones más insospechados del mundo. Quedan aún muchos países sin este servicio y, de acuerdo con nuestros últimos estudios, en el mundo, hay 1.000 millones de habitantes sin luz eléctrica. Pueden consultar las siguientes estadísticas y diagramas.

Tan elemental como esto y tan necesario hasta para la alfabetización. Leer, muchas veces, requiere de luz eléctrica y sin ella, reina la ignorancia.

VII.- No les bastó descubrir el átomo y los electrones: ¡tuvieron que aplicarlo a la Energía Nuclear y con ella, La Hecatombe y Los Reactores!:

El 6 y 9 de agosto de 1945, se hacía uso de la más temible fuerza tecnológica jamás pensada: La Energía Nuclear. Sí, aquella que deviene de la utilización de la fuerza de los átomos o sea, sin más ni menos de las pequeñas partículas que habían dejado atrás a la Era de la Mecánica. Pero vean estas imágenes:

¡Una calamidad humana! ¿Verdad? Por supuesto que sí y si no, vean ustedes que con solamente eso, no solamente se aniquilaron centenas de miles de personas inocentes sino que además dejó tres generaciones “mutantes y con atrofias físicas y mentales.

La Famosa Energía Atómica… Nada peor y ahora, transformada en Reactores Nucleares pero,  para que? ¡Para dar Luz eléctrica! ¿Para qué? ¡Sí, como lo puede leer! ¡Para dar Luz Eléctrica! ¡Es casi un absurdo de lesa humanidad!

¿Es esto grave? ¡Sí, claro, muy grave!, sobre todo, si se tiene en cuenta que, quedan continentes limpios como África, a los que los continentes sucios como Europa y América, pretenden ensuciar también, vendiéndole sus soluciones “iluminadas” de reactores con un tiempo de disolución de sus materiales contaminantes de “millones de años”. O sea, la consigna es “ensuciemos lo limpio”. ¡Parece mentira!

VIII.- ¡Y llegó el cambio!: La consciencia Planetaria, ¡Adiós, Sra. Palanca, buen día Sr. Sol!

Algún día tenía que ocurrir. Unos de estos días, la humanidad miraría hacia adentro de sí misma y hacia arriba y vería la luz. No la luz eléctrica sino, la luz del futuro y la de su ser trascendental.

Ya no son necesarios los carros diesel o nafteros. En estos días, Berlín (Alemania), prohibirá el uso de Autos Diesel en las principales calles de esa ciudad.

Pero eso, ¿cambió algo de lo cotidiano? ¡Por supuesto! ¿No sabían que en 2030, el 50% de los Vehículos Eléctricos estará en China y, en el mismo país,se ubicará el 39% hacia el 2050? Ya tenemos prodigios de esa categoría como Tesla en Estados Unidos o, VolksWagen Alemán, o bien Renault francés. En Argentina, tenemos un prototipo experimental de trabajo con una autonomía entre 75 y 150 km de alcance y una gran capacidad de trabajo y carga.

Cualquiera de ellos, (no es por  hacer marcas o un anuncio), es la nueva generación de tecnología que manifiesta nuestra visión: se va el paradigma mecánico y se comienza a  abrazar el nuevo paradigma: El Paradigma del Electrón.

Estos móviles, no usan fósiles (tal vez algunos híbridos aún) pero en general, la gran mayoría de ellos, se abastece a partir de un gran paquete de baterías de Litio, material del cual Bolivia, Chile y Argentina, son líderes mundiales en sus reservorios con el 85% del total mundial.

Por otro lado, hemos dicho, bienvenido al Sr. Viento, entre otros y verán ustedes que en Holanda, ya existen el 100% de los trenes movidos por Energía Eólica ¡Eso es progreso!

Se debe tener presente que, desde el 1º de Mayo de 2018, hemos publicado en este mismo Multimedio Digital: Las Energías Renovables, son más económicas que las Energías Convencionales y el costo de la Energía Solar, durante este año, se redujo el 50%.

Además, como bien lo han manifestado los especialistas del mundo, La energía Solar es Matemática: Cada vez que se duplica su uso, se reduce el 26% el costo de los paneles solares.

IX.- Conclusiones a toda luz y a pleno sol!

Deseamos expresar que, no existe Ciencia y Tecnología carente de posiciones.

  • Nos manifestamos en favor de la vida sana, en pro de una humanidad próspera y plena de posibilidades de continuar en este mundo, sin mutaciones genéticas y trastornos mentales.
  • Nos proclamamos defensores de la vida animal, de la comida vegetariana, y nos manifestamos en contra de toda forma o interpretación de la explotación de seres, sean estos humanos o animales.
  • No queremos un mundo de sometidos y sometedores.
  • No queremos ni víctimas ni victimarios.
  • Queremos que se vaya la Mecánica de los Fósiles,
  • Que no se quemen bosques,
  • Que no se prendan fuegos en los campos vírgenes,
  • Que no se use el material plástico y
  • Que no se coman más los ganados del planeta ni tampoco, las aves de corral. Los animales son nuestros semejantes y no unas hojas de lechuga o unas espinacas.
  • Queremos ver caballos libres, perros felices, gatos no sacrificados, pájaros volando, flores que renazcan en cada primavera y veranos colmados de temperaturas saludables y vida plena al rayo del sol, ese mismo sol que alimenta parrillas de techos plenos de luz para que los niños lean, se eduquen y sean menos destructores de su hábitat, de su progenie y del mundo que han de heredar

 

Juan Mangione

Director

Mendoza, Argentina

10 de octubre de 2018, 14:06´ 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *