Argentina, ¿es un país de imbéciles o de ingenuos?

I.- Introducción:

Comenzaremos con las disculpas del caso pues, algunos se sentirán halagados por esta nota de opinión y otros, no tan bien y ofendidos pues sentirán en mente y alma propia, que se los agravia con nuestros conceptos pero, «…nunca es triste la verdad. Lo que no tiene, es remedio…».

II.- Una cita con furia para los menos capaces y en ejercicio del poder:

Estamos viviendo un período de la historia de Argentina nunca visto antes. Recuerdo que ni en las peores épocas de Alfonsín o con la rifa al mejor postor de Menem, se vivieron los desmanes y agravios que hoy atravesamos y todo esto es porque, al decir de Voltaire, en la política post-monárquica, deberá instaurarse el régimen de la razón y no el del capricho o de la herencia, la sangre o las teocracias.

Pues hemos fracasado y hoy, lejos de tener la razón, de la mano de la formación superior y la academia , como herramienta de superación y formación elevada para la máxima aspiración que es servir a la Patria, hemos encontrado en un pensador del siglo XVIII, algo que los podría sorprender. Véanlo ustedes, esta cita es de ayer en nuestra cuenta de Twitter.com:

Ante las evidencias, se cita a Immanuel Kant, comentado por Jean Ferrari, (pag. 262). «… no es raro encontrar sabios … que muestran poco entendimiento, y por ello las Academias envían al mundo más cabezas imbéciles que cualquier otro estado de la sociedad…»

Ahora, surge la pregunta del título de esta nota:

Argentina, ¿es un país de imbéciles o de ingenuos?

Tal vez, ambas cosas juntas pues, tal vez, y digo tal vez, los imbéciles nos rigen y los ingenuos los votamos. Tal vez, los imbéciles somos los que los elegimos y los ingenuos son los que gobiernan. Ya lo ven imbéciles e ingenuos y siempre juntos.

III.- Algo más argentino pero lleno de sabiduría:

Recordemos una palabras célebres de un argentino, escritor y tanguero. Este hombre era flaco, de cara angulosa igual a su ingenio, lleno de matices y con una pluma sensacional. Se llamó Enrique Santos Discépolo y, hasta cuando viajaba a los Estados Unidos de Norteamérica, le revisaban los ruedos de los pantalones porque creían que llevaba «microfilms» en los mismos. De no creer, ¿no? ¡Otra de imbéciles e ingenuos! Vamos a la cita y no lo olviden que, esto somos nosotros. Todos los que nacimos o nos criamos en Argentina. ¡Vamos!

«… El que no llora, no mama,
Y el que no afana es un gil.
Dale nomás, dale que vá,
Que allá en el horno nos vamo a encontrar.
No pienses mas, echate a un lao,
Que a nadie importa si naciste honrao
Que es lo mismo el que labura

Noche y día como un buey,
Que el que vive de los otros,
Que el que mata o el que cura
O esta fuera de la ley.

¿No les parece sensacional? El Gobierno actual, se presume que venía de la mano de los más talentosos y exitosos hombres de la academia, la ciencia y el comercio nacional e internacional. Pero observemos un poco el panorama en general.

IV.- Las Inversiones y el Presidente Macri:

En el único momento que el Pdte. Macri ha conseguido inversionistas, fueron los llamados de «riesgo y para su campaña política». Podía ser dinero perdido o decuplicarse, dependiendo el éxito de la gestión de este señor.

De resultas que los laboratorios médicos, se lanzaron a organizar cenas que el cubierto costaba $50 mil y a esta cena, acudieron lo  más graneados ejecutivos y familias de Argentina y el país buscando «su rincón de arrimados en una mesa redonda». Creo que ninguno se acomodó peor de lo que esperaban.

Esta gestión (para Ernesto Sábato, decir «administración» era muy yanki), conseguir fondos ha sido imposible pues porque como ingeniero y realizador de proyectos desde infantiles hasta de una constitución en Brasil, me consta que Macri, no tenía ningún plan de gobierno y cuando Marcelo Bonelli le preguntó en «A dos voces», cómo se recuperaba un país como Argentina, El Sr. Macri dijo: «-Con confianza!» – Pueden buscar la grabación.

En el único caso que este Sr. Presidente, ha conseguido fondos -y no se sabe con qué fines excepto para el ajuste-, ha sido ayer y para conquistar al FMI y como solución de un incapacidad de gobernar sin plan, sin gente y al borde de la ingenuidad.

Los imbéciles, son gente como nosotros, que lo votamos sin saber a qué nos arriesgábamos. Pido perdón por el error y nos es un error divino sino humano. Alguien nos va a redimir.

Para cerrar los párrafos dedicados al Sr. Presidente, deseo decir que tendrá todo el derecho de presentarse a un segundo período, estar contento de saber que hay gente (imbécil), que lo votó una vez pero, haga futurología y cuente bien los votos de las encuestas porque se puede llevar la sorpresa que usted, dentro de 18 meses no tenga nada que demostrar como obras, más que un colectivo, un tren y una ciclovía. Hasta el 2019 y como no somos egoístas, que tenga suerte , si la merece.

V.- El Grupo del los K:

Miren, estimados, Intelectum, se dedica a temas del Intelecto y no de los escabrosos temas de la política nacional pero, dado el caso que estamos en una emergencia, no nos queda más que jugarnos una carta pero, ¿con qué carta va a jugar la gente de la fracción K si se las han visto a todas?

No tienen ningún As, ningún Rey de Diamantes ni de Corazones. Nada… Es todo un acertijo de nombres y figuras posibles peor nada más. Esperemos que, no juguemos a tomar el té con el saquito ya enjugado una vez. ¡Gracias por no ser reincidentes! Recuerden: segundas partes, nunca fueron buenas.

Ustedes, ya fueron gobierno y fueron de la fuerza de la mayoría (sospechosa en su prepotencia) y de los chicos como Moreno (a punta de pistola), o como Cristina que dijo «-…vamos por todo» ¡Chicos y chicas, sean prudentes!: Argentina no necesita ni imbéciles ni ingenuos. Necesita buena gente. La que labura. No la de Cambalache ni la de «Sur, paredón y después…», porque nos van a fusilar a los que escribimos verdades.

Si son cautos, tienen conciencia de errores cometidos…váyanse a cuarteles de invierno por unos años y vuelvan con los pantalones largos. Se los dice un viejo de 64 y que ha visto mucho y siempre desde la óptica del que se aguantó lo que le tocó en suerte y ustedes, fueron parte de esa desgracia.

VI.- Pichetto, Tinelli y Bailando por un Sueño:

A mi nunca se me habría ocurrido que un hombre del partido del hombre fuerte de Argentina, el General y tres veces presidente, Perón, iba a decir que un muchacho de corpiños y bombachas, era una buena opción para las elecciones 2019. Suena insólito cuando no medio imbécil.

Si Perón lo escuchara, le diría «estúpido imberbe.» pero, Perón, ha muerto hace mucho y no se habla desde la tumba ni por interpósitas personas así es que mejor me callo.

Senador Pichetto, le deseo suerte con su candidato y tal vez, le convenga convocar a los Auténticos Decadentes y que siga el baile!

VII.- «-…Voy a plantar un arbolito en mi bosque…», – dijo un Pino:

Vean,  Señores distinguidos políticos, no se puede armar un partido político entre oficialistas, disidentes, boicoteadores, marginales, enjuiciados, gente con, pero a punto de perder fueros, etc, etc, etc.

Les voy a decir una máxima que data de la época de mis abuelitos y expresa que:

«-… Nadie obtiene jalea de membrillo de revolver un tarro de mier…».

Señoras, señores: ustedes, son como yo: la historia,…fueron…fuiste… ya han ganado más dinero que nadie, han tenido protección legal, guardias, asesores, salarios de privilegio, tendrán jubilaciones de privilegio también y no les veo ninguna continuidad con Manuel Belgrano, Juana Azurduy o José de San Marítín y, Argentina, nunca más, tuvo un intento de un Domingo Faustino Sarmiento.

¡Resígnense! Ustedes como nosotros, son el descarte, palabra acuñada por Francisco o el Papa peronista y amigo de los que explotan caballos y se hace el distraído con la ley NOMASTAS.

Sras y Sres: ha llegado el momento de dar el salto gigante de su vida: ¿Hacia adelante y al vació, hacia la grandeza del mañana? ¡No, Sras y Sres: hacia el costado y para siempre!

VII.-La Vicepresidencia de Argentina:

Es cierto que Argentina, por fin tuvo una vicepresidenta que no fue una escribana del Ejecutivo. Pero, qué triste que la soslayaron, la mandaron a un rincón y a hacer tareas de beneficencia. Ahora, se encuentra con el Rey Felipe y jugando a los miriñaques protocolares en lugar de calmar a la fieras pues, es la única persona que se preparó en Integración Territorial y en Relaciones Internacionales y habla un par de idiomas.

Los demás, son parte de lo que dijo Kant, parte y representantes de esa cabezas imbéciles que arrojan las academias al mundo. Ella es notable y por eso, pasó como Juana La Loca, a gritar sola en el Senado. ¡Pobre! Tenia un futuro de grandeza pero no la dejaron rodar y le pusieron palos en las ruedas.

VIII.- «-…Habla el G20, ¿allí es Argentina? – No… Número equivocado!

Estamos con los ojos del mundo puestos encima nuestro y no nos damos cuenta del papelón que hacemos queriéndonos parecer a lo que no somos. No todos fuimos a la Universidad Privada, ni nacimos en un conglomerado de empresas que iba desde la basura, empresas de gas, correos,  cobradores públicas y recaudadoras y hasta ensambladoras de computadoras en la década de los ochenta.

Argentina, fue y es un país de gente que labura y de pobres con una minoría de ricos y afortunados que le dan de vivir a los pobres como a este Director que se ganó la vida siempre laburando.

Ahora, queremos parecer suecos o noruegos y todos rubios pero, somos negritos, no tenemos ni para los porotos ni te digo gastar unos mango el fin de semana que tu familia te lo reclama.

Mejor, lo gastamos en impuestos, naftas caras y pagamos la luz para no ver la tele a oscuras. Esto es Argentina, señores del G20. Un país marginal en situación terminal. Nos estamos muriendo y sus esfuerzos por ayudarnos no alcanzan y les decimos, por ejemplo, al gobierno de Noruega, no vengan con el cuento que se quieren comer los pingüinos de  la Antártida Argentina porque antes se van a comer las espinas de un bacalao de ustedes mismos.

A los alemanes les decimos gracias por sus esfuerzos en Energías Renovables, a Italia, gracias por la Cultura y del resto, ni sabe a qué vinieron salvo por un porta aviones.

IX.- De la situación social:

Les vamos a contar aspectos de la vida privada de este Director para que se ubiquen cómo vive un pensionado por salud mental y con 15 mil pesos.

Para comenzar, hay un ex-jardinero que nos llamaba «Cul… con alas», como si me lo conociera perfectamente (o, como es violador compulsivo, lo conoce) y es alcohólico, ladrón y tiene un hermano en la cárcel por dispararle a un polícía. Se llama Ceferino Guevara y circula libremente por mis alrededores todos los días.

Está amparado por una Sra. llamada Catalina Crisnejo quien le da trabajo y lo cobija bajo sus órdenes y tutelado y por el Lic. Marcelo Litteri, vecino y quien le da paso a mi domicilio por los fondos de su casa.

Este alcohólico, es un quien ingresa a mi domicilio, merodea de noche ante mi impavidez, se lo detecta fácilmente por sus vapores del etílico y cuando grito su nombre, se retira.

Del mismo modo, Sres. de Argentina, imbéciles e ingenuos. la Sra. Catalina Crisnejo, tenía una obra clandestina enfrente de casa, donde soldaban y cortaban caños de metal hasta las 21 horas tods los días y tuvimos que denunciarlos con lo que fuimos maltratados por ella y «los muchachos » que la asistían en lo cotiadiano.

No sólo esto, existe todo un sistema de control de entradas y salidas a casa pues, tenemos los  movimientos controlados y para que sepa los señores del G20, hemos  ido tres veces a comprar un pasaje al extranjero con dinero o tarjeta habilitada para dejar este país y se ha denegado tal beneficio. ¿Lo pueden explicar por medio de la ley y bajo herramientas y un representante oficial?

Todo esto sin contar que encargamos a la Cerrajería Jopia, el cambio de las combinaciones de las puertas de acceso a casa hace seis meses y, luego de ello, parece que tal «profesional», no pudo con el genio del lucro fácil y las vendió  pues, hemos llegado a casa, ha faltado ropa o hemos encontrado olor a cigarrillo en las habitaciones y  hace siete años que aquí, nadie fuma. ¿Está clarísimo?

X.- Epílogo y conclusiones:

Los dejamos. Este fue el Editorial de día de  hoy. El G20 nos espera y no se pueden perder este plato fuerte. Esperamos que les agrade y que El Altísimo los ampare pues, el pueblo ya no lo hace.

 

Juan Mangione

Director

16 de noviembre, 17:02´

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *